5 mitos comunes de Office 365

julio 1, 2016
Grupo Editorial

Autor

Grupo Editorial

Una de las creencias erradas más comunes acerca de Office 365 es la de que proporciona la tradicional suite de Microsoft Office a través de un navegador web, pero con algunas funciones adicionales como Skype y OneDrive. La mayoría cree que las herramientas de Office 365 sólo se pueden utilizar en línea.

La verdad es que Office 365 es otra forma de entregar las herramientas Office instaladas en los dispositivos de los usuarios, además de toda la otra rica funcionalidad de Office 365 como Skype Empresarial y la integración de Active Directory.

  1. Moverse a Office 365 requiere un compromiso de todo o nada a la nube

Aunque Office 365 tiene componentes en la nube, como el uso de Servicios de dominio de Active Directory de Microsoft Azure para la gestión de identidades, las pymes no tienen que moverse a la nube en su totalidad. La mayoría adoptan un enfoque híbrido, moviendo una o unas pocas aplicaciones, como correo electrónico por ejemplo, sin embargo esto dependerá de las necesidades de la compañía.

  1. Falta de compatibilidad con versiones anteriores que pueden perturbar los procesos y flujos de trabajo

Muchas pymes tienen aplicaciones críticas y complementos de Office que deben continuar trabajando bajo condiciones adversas para evitar graves interrupciones en el negocio. Por esta razón, Microsoft ha hecho grandes esfuerzos para garantizar que las actualizaciones de Office 365 no afectan a otras aplicaciones de software.

En dos años de liberaciones mensuales Office 365 no ha tenido ningún cambio en su modelo de objeto o API. Microsoft trabaja en estrecha colaboración con los principales proveedores de software de todo el mundo para asegurarse de que sus aplicaciones que funcionan con Office puede hacerlo con Office 365.

  1. Se necesita una conexión constante a internet para acceder a las aplicaciones de Office 365

Además de su funcionalidad basada en la nube y las herramientas administrativas, Office 365 ofrece a los usuarios un conjunto completo de aplicaciones de productividad y colaboración locales en sus dispositivos. De esta manera pueden utilizar sus herramientas cuando están fuera de línea de la misma forma que cuando están en línea. Adicionalmente pueden sincronizar sus archivos y datos en su próxima conexión. Todas las licencias y actualización se realizan a través de SaaS en la nube, con la máxima seguridad de Microsoft Azure.

Office 365 sólo es diferente de la versión traducida de Office (por ejemplo, Office 2013 para Windows) en términos de compilación, más no en su conjunto de características de alojamiento de códigos. Por ejemplo, en lugar de compilar un paquete de instalación como el MSI, Microsoft App-V crea una carga local que ejecuta la aplicación en su totalidad dentro de su propio espacio de memoria, lo que permite a los usuarios ejecutar tanto para Office 365 y cualquiera de sus predecesores basados en MSI en el mismo dispositivo y al mismo tiempo.

  1. Poner los datos en la nube reduce el control y aumenta los riesgos de seguridad

A muchas pequeñas y medianas empresas les preocupa perder el control local de sus datos, mientras que potencialmente se exponen en la nube a sus competidores y de ladrones cibernéticos. Estos temores son infundados.

En primer lugar, con Rights Management Services (RMS) de Active Directory, los administradores de SMB conservan el control total sobre la gestión de identidad, así como el acceso de dominio y datos para los usuarios.

En segundo lugar, Microsoft fue el primer proveedor de la nube en 2015 para La Organización Internacional de Normalización (ISO), que establece un uniforme de enfoque global sobre la protección de la privacidad de los datos almacenados en la nube.
Asimismo British Standards Institute (BSI) verificó que tanto Microsoft Azure y Office 365 cumplen con los requisitos de protección de datos según la norma.

En tercer lugar, la gestión de la seguridad a nivel local requiere una experiencia de tiempo completo que suele tener un suplemento por concepto de indemnización, un gasto que la mayoría de pequeñas y medianas empresas no pueden permitirse, incluso grandes compañías tienen dificultades para mantenerse al día. Office 365 se encuentra alojado en Azure, por lo tanto los niveles de seguridad están a la par e incluso por encima de muchas agencias del Gobierno Federal.

  1. Oficina 365 no cumple con los requisitos de privacidad de datos de muchas industrias

Ya sea un consultorio médico, una agencia de seguros, o un distribuidor local, la mayoría de las pequeñas y medianas empresas están sujetas a estrictas regulaciones que rigen la privacidad de sus pacientes, clientes.

Como acabamos de mencionar, Microsoft ha tomado todas las medidas necesarias para proteger los datos de sus clientes de Office 365. Sus profesionales son expertos en seguridad y cumplimiento de regulaciones, conocen en detalle y se mantengan actualizados de los últimos avances en la amplia gama de normas y reglamentos.

Más allá de los mitos y los resultados comerciales

Office 365 ofrece la máxima flexibilidad para los usuarios: No sólo pueden acceder a estas herramientas y todos los datos almacenados en la nube en cualquier momento y lugar, sino que también pueden tener acceso a estos a través de la mayoría de dispositivos. Office 365 es compatible con las plataformas Windows y Apple OS X para equipos de sobremesa, portátiles, PC y 2-en-1. También es compatible con tabletas y teléfonos inteligentes con sistemas operativos Android, iOS y Windows.

Si deseas que tu organización disfrute de las herramientas de productividad de Office 365 con el soporte y la garantía de los expertos de SoftwareONE, te recomendamos CSP.

CSP es la opción más flexible y sencilla de suscripción a la nube de Microsoft, ya que es el único contrato de su clase que te permite pagar mensualmente y modificar el número de usuarios como lo requieras. Si deseas saber más sobre los beneficios que CSP ofrece para tu organización, haz click aquí.

Deja una respuesta

Eres humano? *