Nube o Virtualización, ¿Cuál es la mejor alternativa?

Publicado en: Agosto 15 - 2017 por Juliana Cuadros

Es común que al hablar de la nube, haya confusión con el concepto de virtualización. Para aclararlo, estableceremos la principal diferencia entre estas dos soluciones.
A pesar de ser diferentes, ambas soluciones funcionan de la mano, pues las compañías pueden virtualizar a nivel local para optimizar sus propios recursos y migrar a la nube lo que sea susceptible de ser llevado a ella.

Virtualización

Se trata de un método que consiste en la optimización de los recursos tecnológicos y permite construir dentro de la infraestructura tantos espacios de procesamiento y almacenamiento como sea posible. Se llama así porque de alguna forma permite crear nuevos computadores “virtuales” dentro de un mismo servidor, para asignarlos a distintas áreas del negocio o a distintos usuarios.

La virtualización busca, ante todo, la productividad de los equipos adquiridos al dividirlos y destinarlos a tareas que aprovechen al máximo la capacidad de cada segmento designado. Es así como en algunas compañías logran que varios usuarios utilicen un mismo servidor sin necesidad de adquirir más equipos innecesarios.

Lee también: La revolución de las arquitecturas hiperconvergentes

Ahora la nube

En la nube también se puede distribuir la capacidad de los recursos, pero la principal diferencia es que el crecimiento de esta infraestructura es infinito, mientras que en virtualización es limitada y se hace necesario hacer nuevas adquisiciones para ampliarla. Estas adquisiciones no sólo requieren inversiones económicas, también comprometen espacio físico y, en muchos casos, generan potenciales costos en mantenimiento y actualización.

No todos los servicios o aplicaciones de tecnología son aptos para funcionar en la nube y, por otro lado, la creciente adquisición de equipos y software puede comprometer la rentabilidad de una empresa; es necesario revisar cada caso puntualmente para encontrar soluciones híbridas, donde se combinen la nube y la virtualización obteniendo el mayor provecho para la organización.

También te puede interesar: 7 Claves para aprovechar al máximo Oracle Cloud

Después de hacer un análisis responsable del entorno de TI de la compañía, se puede entender que ambas soluciones funcionan de la mano, pues se puede virtualizar a nivel local para optimizar los recursos propios, y migrar a la nube lo que sea susceptible de ser llevado a ella.

SoftwareONE acompaña a sus clientes en la búsqueda de la mejor opción, pues es de vital importancia asesorarse antes de adquirir cualquier servicio de nube, tener claro cuál es la información que se puede migrar y cuáles recursos se pueden virtualizar. Si quieres saber cómo podemos ayudar a tu empresa, envíanos tus datos a través del formulario de contacto que se encuentra al final de esta página, pronto te estaremos respondiendo.

¿DESEA AMPLIAR
ESTA INFORMACIÓN?