Inquietudes más comunes acerca de Adobe Creative Cloud

abril 14, 2016
Grupo Editorial

Autor

Grupo Editorial

La llegada de Adobe Creative Cloud ha traído consigo diversas reacciones, ante todo inquietudes por parte de los clientes que ya contaban con las versiones anteriores de licencias de la marca.

Aunque la adopción de Creative Cloud supone inversiones periódicas para mantenerse relevante, Adobe ofrece regularmente a los usuarios de la plataforma actualizaciones y mejoras sin costo adicional. Aun así, hay entre los usuarios algunas preocupaciones y malentendidos que vale la pena aclarar.

¿Se trata de un sistema de almacenamiento?

El nombre de la plataforma, que en español sería Nube Creativa, puede llevar a malentendidos respecto al uso y alcance de la plataforma. Creative Cloud es en realidad una colección completa de herramientas creativas y servicios que incluyen además programas de escritorio como Acrobat XI Pro, Adobe Muse, Lightroom 5, Digital Publishing Suite, Behance ProSite, Adobe Edge, entre otros.

Adicionalmente, el usuario adquiere 20GB o 100GB de almacenamiento en la nube para compartir y sincronizar sus archivos, pero esto es sólo un adicional pues el usuario realmente obtiene todas las herramientas con las que venía trabajando sumadas al espacio de almacenamiento gratuito en la nube.

¿Necesito estar conectado a internet todo el tiempo?

No, no es necesario estar conectado a internet para trabajar en las aplicaciones de Creative Cloud, pues éstas deben estar instaladas en los equipos para utilizarse. La conexión a internet sólo es necesaria para compartir archivos en la nube y es obligatoria cada 99 días para revalidar la membresía anual, el resto del tiempo se puede trabajar sin conexión ya que los programas están instalados directamente en los equipos y funcionarán como de costumbre.

¿Podré compartir mis archivos con usuarios que no tengan Creative Cloud?

Las nuevas herramientas de Creative Cloud podrán abrir y trabajar con todos los proyectos o archivos guardados en versiones anteriores (incluyendo CS3, CS4, CS5, CS5.5 y archivos CS6) sin ningún problema o pérdida de información. En otras palabras, todo el software de Adobe es capaz de leer o importar los formatos de archivo de versiones anteriores del mismo programa, y esto debe ocurrir sin problemas y de forma automática.

Tratándose de la operación contraria, al querer usar versiones anteriores para abrir un archivo guardado en Creative Cloud, la respuesta es: depende. Adobe declara que las aplicaciones compatibles con la exportación a la versión CS6 de la aplicación son: Photoshop, InDesign, Illustrator, Flash Pro, Dreamweaver y After Effects. Con la salvedad de que las aplicaciones omitidas anteriormente pueden no ser compatibles con la exportación a Creative Suite 6, y puede que no lo sean en futuras versiones.

Ahora, en lo que respecta a opciones para compartir archivos, hay muchas posibilidades: se puede configurar para que un archivo sea privado, como para que lo vea cualquier persona; establecer quiénes serán solamente observadores y quiénes podrán modificar los archivos, ver las diferentes pestañas de un archivo .psd, pasarse por las mesas de trabajo de Illustrator e InDesign y ver metadatos de los archivos desde el buscador. Como es de esperarse, también se pueden mantener los archivos en el disco local como de costumbre, pues usar el almacenamiento en la nube es completamente opcional. 

¿Estaré obligado a actualizar siempre las últimas versiones?

No, de hecho es opcional. Algunos usuarios pueden aún no sentirse preparados para actualizar los programas o les preocupa que algunos plug-ins no sean compatibles con las nuevas versiones. Es por esto que Creative Cloud pone las actualizaciones a disposición de los que quieran instalarlas, pero el administrador de aplicaciones no las actualizará automáticamente sin su aprobación.

Así que puede continuar trabajando con las versiones que tiene instaladas, y luego elegir cuándo instalar los nuevos lanzamientos, mientras los considere conveniente. En promedio, las actualizaciones disponibles para las herramientas de Creative Cloud salen cada 2-3 meses y los administradores de sistemas pueden utilizar Packager, la nueva utilidad de la plataforma, para controlar completamente todos los aspectos de la implementación en cualquier grupo de equipos.

¿Qué pasa si, por alguna razón, Adobe decide dejar de ofrecer productos de Creative Cloud?

Este escenario no tiene que preocuparte, dada la eventualidad de que Adobe decida dejar de suministrar cualquier producto de Creative Cloud, entonces dejarían la última versión completa del software disponible y gratuita para los miembros activos. Pero eso se ve poco probable ya que la recepción de Creative Cloud ha sido enorme y su futuro se ve prometedor.

Deja una respuesta

Eres humano? *